María José Moreno
Responsable Sector Málaga

Queridos …, os envío en archivo adjunto una reseña para la Carta, se trata de una vivencia personal que me ha marcado y a mi familia también, no sé si obedecerá al contenido de los que estáis pidiendo, pero es mi experiencia y ha cambiado mi forma de ver a mi hija.

Mi niña se ha hecho mayor casi de golpe, siempre ha sido una niña reflexiva y voluntariosa, valiente y tenaz. Como os resultará fácil comprender siempre la he querido con locura, pero la he respetado en la medida que los padres respetan a sus hijos, es ahora cuando se ha ganado mi RESPETO CON MAYÚSCULAS, esa ha sido su aportación a la “Ayuda Mutua” que propone el movimiento, mi hija me ha hecho aceptar los acontecimientos con serenidad y equidad y verla a ella con nuevos ojos.

Mª José Moreno

Archivo adjunto:

CUANDO LOS HIJOS NOS ENSEÑAN

El día 25 de Abril de 2020, en plena pandemia, tenía previsto contraer matrimonio nuestra hija Carmen, una boda preparada con mimo desde hacía un año, la Iglesia, las lecturas, su preciosísimo traje de novia, el banquete, los invitados… a los que quería agasajar dedicándoles tiempo de presencia y prestancia para agradecerles personalmente su participación en un evento tan importante para ella y dedicarles su atención para que se sintieran acogidos, felices…, quien le iba a decir que “sus invitados” iban a ser “sus enfermos” de la covid-19 en el hospital donde presta servicio como médico, a ellos ha dedicado su tiempo, su presencia, su prestancia, su saber y su hacer y lo ha hecho con alegría, dándonos una lección a su padre y a mí de valentía, fortaleza y capacidad ante la adversidad. Damos gracias a Dios por el enorme regalo que nos hizo con ella.