RETIRO DE ADVIENTO

ENS MÁLAGA


Los ENS de MÁLAGA, nos reunimos, el sábado 2 de diciembre en la iglesia de Nuestra Señora de Gracia, para celebrar el Retiro de Adviento, dirigido por el padre José Manuel Casielles, consiliario de Sector de Málaga.

El Retiró comenzó con una charla-meditación que tuvo como eje la Lectura Lc 1:26-45: “Un ángel anuncia el nacimiento de Jesús” y “María visita a Isabel”

El padre José Manuel a partir de este texto de la Anunciación a la Virgen, nos fue invitando a tenerlo presente y aplicarlo a nuestra vida, en especial en esta época de Adviento.A veces, con las dificultades, nos resulta difícil ver como Dios nos quiere, por eso es bueno recordar el momento de la Anunciación “No temas María” le dice el ángel Gabriel, “El Señor está contigo”; y si como María, aunque no entendamos, damos el al Señor, y confiamos en Él, no nos va a abandonar.

Adviento es el tiempo de despertar, ver que Dios está actuando en nuestra historia y en la de todos los que nos rodean; por eso, días después María se levantó y fue a la montaña a ver a su prima Santa Isabel (Casa de Dios).

Es tiempo de levantarse para ir al encuentro de los otros.

El tiempo de Adviento nos invita a ver qué “Isabeles” hay en nuestra vida que nos están esperando, que están esperando que toquemos a su puerta, con delicadeza, sin forzar su intimidad. Será un camino duro, bien por las reticencias del otro, o por las excusas que nos ponemos, pero ante estas tentaciones para no hacerlo, está la fuerza de la oración y sobre todo ponernos, como María hizo, en manos de Dios con nuestro SI, y esperar la ayuda que prometió el ángel “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder de Dios altísimo se posará sobre ti”  Y aunque nos cueste el camino, el encuentro con el otro que nos necesita, al igual que el encuentro de María con su prima, nos llenará de alegría”.

Terminó invitándonos a ser María para los demás; en esta sociedad cambiante el mundo está necesitado de cristianos que actúen como María, en silencio, pero con el amor y la solicitud de una madre.

Después de la charla tuvimos una oración y meditación ante el Santísimo expuesto, y concluimos con una sentada centrada en nuestra experiencia como matrimonio, de la Anunciación.

Concluyó el retiro con la celebración de la Santa Misa.

El Padre José Manuel nos regaló una “estampa” con la imagen de la Virgen del Silencio.