LA RESPONSABILIDAD DE SECTOR

María y Pedro Antonio
Responsables Sector Almería (2015-2018)

          “Ánimo, soy Yo, no tengáis miedo”Mt 14.

Hace tres años, el Señor, a través de nuestra Comunidad de Matrimonios ENS de Almería nos pidió que asumiéramos la responsabilidad del Sector. Las dudas fueron muchas pero la decisión ya estaba tomada. Un “SI” incondicional salió de nuestras almas porque fuimos y somos conscientes de que lo que en gracia se recibe hay que darlo gratis y con determinación.

El Don de la Misión se acoge con confianza, se acepta con entusiasmo y se desarrolla con humildad, sabiendo cada instante que es Dios el que actúa en nosotros.

Durante estos tres años de Responsables del Sector de Almería hemos vivido la increíble aventura del Servicio a los Equipos de Nuestra Señora.

Dios, a pesar de nuestra debilidad, nos hizo el Don inmenso de una Misión apasionante: la de cuidar y animar a nuestros hermanos de Comunidad.

A ello nos dedicamos día y noche, en cuerpo y alma y tres columnas mantuvieron en pie esta labor ilusionada: La Oración, el Carisma y la Comunidad.

Desde el primer momento fuimos conscientes de que solo la Oracióndaría sentido a nuestro Servicio. Desde lo más profundo de nuestro ser matrimonio necesitamos sentirnos enraizados a Dios a través de la Escucha y la Alabanza. Necesitábamos argumentar la acción de entrega.

Nada podría ser sin Él ni nada se transformaría sin su voluntad. Él fue y es nuestra fuerza y roca.

Nuestro Carisma, la Espiritualidad Conyugal, fue nuestra humilde herramienta de trabajo. Ha sido un regalo para nuestro Matrimonio, compartir la Misión del Servicio, ponernos juntos en manos de Espíritu en clima de Oración permanente, reflexionar a la par, discutir con vehemencia, amar y amarnos cada vez más y discernir, al fin, con la ayuda del Espíritu por el bien del Movimiento.

Que satisfacción ha sido llevar en nuestras manos ese cacharrico de barro que es nuestro Carisma, tratar de preservarlo con intenso celo y mostrarlo al mundo con orgullo, como la perla escondida del Amor verdadero.

A lo largo de estos años hemos aprendido a conocer y a amar a esa alma grande que regaló al mundo este sentido trinitario de la pareja cristiana: nuestro querido Padre Henri Caffarel, profeta de nuestro tiempo.

¿Y la Comunidad? La Comunidadde Matrimonios de los ENS de Almería ha sido nuestro objetivo, acicate y apoyo. Desde el primer momento sentimos en todos ellos el afecto sincero que tanto necesitábamos y eso fue determinante para trabajar junto a todos, colegiadamente, para construir espiritualidad y amor, las dos sustancias de las que está hecha la comunidad cristiana. En todos hemos visto la mirada cómplice de Dios.

Nuestro Consiliario Pedro Antonio Pérez ha sido para nosotros y para todo el Sector un  hermano cercano y un padre espiritual. Encarna y Francisco de Paula, matrimonio EDIP, con los que tanto hemos trabajado y disfrutado; todos los hermanos de la Región de Andalucía Oriental, todo el Movimiento ENS con el que nos hemos sentido esperanza de la nueva Iglesia. Todos, todos somos una gran Comunidad.

El Señor os bendiga a todos.

Sabemos que hemos cometido errores y hemos cometido errores sin saberlo y, por ello pedimos perdón a los hermanos heridos y al Padre misericordioso.

Ya dejamos este Servicio fascinante. Nos echamos a un lado. El Movimiento, en su sabiduría, prevé un relevo fiel en la responsabilidad y ya hay un nuevo matrimonio que vela con celo por todos nosotros.

En nuestra despedida nos quedamos con los instantes mágicos en los que fuimos testigos de la fuerza del Espíritu de Dios sobre todos nosotros, cuando vimos la presencia de Dios en los rostros de nuestros hermanos y percibimos en sus miradas la luz alegre del Amor Conyugal

Hasta siempre dispuestos al Servicio. 

María y Pedro Antonio.