ENCUENTRO EQUIPOS NUEVOS      
                         
MÁLAGA 26-27 octubre/2019

El pasado fin de semana - 26-27 de octubre- se celebró el Encuentro de Equipos Nuevos de la región en el Seminario Diocesano de Málaga. Acudieron treinta y siete matrimonios con dieciséis niños y varios pilotos, que quisieron unirse a sus equipos para apoyarle en este encuentro. También estuvieron acompañando cuatro consiliarios, los responsables regionales, Maelvi y Eduardo García-Conejo y el consiliario regional, Fray Juan José Hernández.

 Estos encuentros son unas jornadas de formación que marcan el final del periodo de pilotaje y la entrada oficial dentro del movimiento. Debe realizarse al terminar el acompañamiento de los pilotos y en este Encuentro de Equipos Nuevos es donde se realiza la integración al movimiento.

El encuentro resultó enriquecedor, a tenor de lo manifestado por los equipistas durante la evaluación final del domingo. De especial significación resultaron las reuniones de equipos mixtos, así como la eucaristía final que puso el broche de oro con momentos de especial hondura y recogimiento.

También se tuvo la oportunidad de poner en práctica ese, en palabras del padre Caffarel, “deber desconocido” y que es el punto de esfuerzo que conocemos como LA SENTADA.

 El sábado, ya anochecido, nadie de los asistentes quiso perderse la memorable y divertida velada que ponía fin al primer día del Encuentro.

El matrimonio responsable del Encuentro, Rosa y Leopoldo Grana-Garrido, intentó explicar que los Equipos de Nuestra Señora ofrecen a las parejas la posibilidad de vivir la espiritualidad conyugal que surge del sacramento del matrimonio, y nos animan a recorrer juntos el camino de la santidad. Saber que los ENS es un medio para un fin: LA SANTIDAD.

Se les explicó que los equipos no son simples grupos de amigos, sino verdaderas comunidades de mujeres y de hombres de Fe, unidos por el sacramento del matrimonio, y que se reúnen por Cristo y en su nombre.

En las charlas se les invitó a vivir los puntos concretos de esfuerzo, con atención y perseverancia, en especial la oración personal, conyugal y familiar, y la participación asidua en la Eucaristía.

Un equipo de los asistentes nos mandó su testimonio: “El encuentro en Málaga les marcó muchísimo. Dieron gracias a Dios por todos los que lo hicieron posible, por la acogida tan buena que tuvieron, por el trabajo y esfuerzo del equipo de organización. Concluyendo que estas jornadas son necesarias para convivir con otros equipos y crear un clima de pertenencia  a los ENS”

Creemos que fue un fin de semana donde se vivió, en matrimonio, la experiencia de esa llamada del Señor a entrar en los ENS.


Leopoldo y Rosa Garrido-Grana

Coordinadores Regionales de Formación