COLABORACIONES


 

El Obispo haciendo entrega de las Sagradas Escrituras a Andrés.

Andrés con sus padres y su hermana.

Isabel Martos y Francisco Aldarias
Baeza 1

NUESTRO HIJO ESTÁ EN EL SEMINARIO

El sábado 18 de marzo, en El Centro Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Jódar, Andrés Aldarias Martos fue instituido, por el Obispo de la diócesis de Jaén D. Amadeo Rodríguez, en el Ministerio del Lector. El prelado jienense afirmó en la homilía: “Nos hacemos sacerdotes para llevar el amor de Dios y la Palabra del Señor a los demás, sea como sea y estén donde estén”.

“Con el Ministerio del Lectordijo Don Amadeo- no les estoy ordenando que lean en todas las celebraciones, sino que están siendo instituidos en este Ministerio para que vivan de la Palabra de Dios, porque si no es así, lo que hoy estamos haciendo no sirve para nada”. Para proseguir-  “Este Ministerio que hoy se os ofrece , queridos Miguel y Andrés, es para que la Palabra pase, toda ella y siempre, por vuestro corazón, por vuestra vida, por vuestras decisiones, por vuestro modo de sentir de hacer, para que sea vuestra luz y vuestra fuerza”.

“Que el Señor os proteja y os ayude siempre”, concluyó diciendo el Obispo.

Al término de las palabras del Prelado, se celebró el rito del Ministerio del Lector, en el que fueron instituidos los seminaristas de cuarto curso: Andrés Aldarias y Miguel Conejero, de las Parroquias de El Salvador de Baeza y de San Miguel de Andújar, respectivamente. Ambos se arrodillaron ante el Obispo de la Diócesis, quien les entregó las Sagradas Escrituras, como símbolo del Ministerio Lector que estaban recibiendo.

Al finalizar, el Obispo se hizo una foto de familia con los seminaristas y el equipo de formadores.


 

 

José y Raquel Castillo-Fernández

Granada 47-B

 

UNA EXPERIENCIA INTERESANTE

 

Dentro del marco de difusión que todos los equipistas del Movimiento de los ENS, debemos realizar, independientemente de la pertenencia a los Equipos de Difusión o no, queremos compartir una experiencia realizada con 7 matrimonios y sus hijos, durante los días 13, 14 y 15 de Julio de éste año, fruto de una inquietud por ofrecer una herramienta más en los grupos que se pilotan, para afianzar lazos e ir preparando puntos de esfuerzo fundamentales “a posteriori” como son la “Sentada” o bien la Oración personal y de pareja. Aunque si bien es verdad, ha estado abierto a parejas tanto que empiezan a caminar en los ENS como otras que no conocían nada, y con la colaboración inestimable de Luis y Cristina, que con su experiencia en matrimonios nos han ayudado a “fusionar” y saber hacer con dinámicas, etc..., junto con el carisma de los ENS, con su espiritualidad propia.

La colaboración de Pepe y Meme, otro matrimonio de nuestro equipo, también fue de mucho interés, pues han colaborado con su presencia activa ayudando en algunas dinámicas y han sabido también acoger, como otro matrimonio más, éste “formato de trabajo”.

En principio, bajo la temática de la “Alegría del Amor” (aunque se podría haber realizado con otra idea de partida), la perspectiva del Papa Francisco en su Exhortación Apostólica nos pareció súper interesante, más el apoyo de textos tan importantes como por ejemplo la 1ª carta a los Corintios v. 13, y un esquema básico de claves que ayudan a crecer en el Amor en pareja, los detalles de los Evangelios en los que se nos habla sobre la fidelidad, un objetivo común, aderezado todo ello con actos compartidos de reflexión y otros tantos personales, manualidades y actividades en familia con el único propósito de crear “nuevos lazos” que han proporcionado un “aire nuevo” a un grupo, que ciertamente ha sido muy receptivo por ello a nuestro empeño en probar con ellos esta labor. Así, mezclando “juego” y “diálogo” han dejado un hueco en sus corazones, y se “han dejado hacer”.

Esta Convivencia Familiar enfocada a “dialogar”, a “profundizar” desde el “yo” primero y después desde el “Tú y yo”, lo que significa la conyugalidad, y el “Querer de Dios” en sintonía con nuestro querer; nos ha enriquecido con su implicación y complicidad, a todos los niveles; desde lo material compartiendo las tareas de servir la mesa, preparar detalles personales a la pareja, ayudar a elaborar la Eucaristía con ofrendas, peticiones, preparación de cantos, etc, hasta aprender a “estar solos” durante ciertos momentos... aprender a hablar en pareja sobre el Amor, el Nosotros… como nos sentimos… qué buscamos... ha ayudado a abrir una puerta incluso a esa pareja, que nos agradeció la dinámica porque nunca antes habían hablado así y salieron muy agradecidos y con esperanza de querer vivir su amor en comunidad.

El entorno en una Casa de Ejercicios cerca de Granada con bastante espacio exterior, capilla propia, habitaciones de sobra, piscina, cocina bastante equipada, el apoyo de una pareja muy joven como monitores para cuidar a los niños, ha contribuido a que sus padres pudieran disfrutar “dentro de lo posible” en los momentos fuertes del encuentro y de la interiorización.

En conclusión, y por lo “recogido” a nivel de sentimientos y de aporte personal y en común, el esfuerzo de trabajo ha merecido la pena y nos parece que ideas como ésta se podrían exportar con otros temas en el Movimiento, y si la predisposición de las parejas se ve fuerte y consolidada puede servir como un “recargar pilas” e ir revitalizando desde los equipos que empiezan una “nueva savia” y esfuerzos renovados que repercuten en el bien de todos.

José y Raquel Castillo-Fernández