ENS AXARQUÍA-MÁLAGA
                                                     RETIRO DE ADVIENTO

prev next

El domingo 1 de diciembre de 2019, Los Equipos de Nuestra Señora, Sector Axarquía-Málaga, celebraron en la parroquia San José de Vélez-Málaga, una Jornada de Oración de Adviento.El párroco de la misma, D. Wilfer, y consiliario de los ENS fue el ponente, nos dio dos charlas, un sobre “El adviento” y la otra, sobre “Las bienaventuranzas”.

 En la primera charla nos dijo:

Si esperas aquello que necesitas, como podemos esperar al Señor si no lo deseas, o si no lo necesitas. No hay adviento donde no hay deseo y necesidad de su presencia y de su salvación. Hay que renovar a toda costa la esperanza y el deseo de la venida del Señor. El tiempo de adviento puede ser durante toda nuestra vida, el deseo de que Jesús venga a diario y que nos ayude, nos transforme y que siga encarnándose en nuestra vida.

 Y en la segunda charla:

El programa de Jesús son las bienaventuranzas, y la primera es la riqueza de la pobreza, “Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos es el Reino de los cielos”. Ser pobres significa la capacidad de renunciar a lo que nos aparta verdaderamente de Dios. A renunciar a muchas cosas a veces, para buscar el bien común.

 Después hubo, una proyección sobre “TRES MANERAS DE CONFESARSE FÁCILMENTE”:

  • La primera manera es: Centrarnos en la misericordia de Dios y no en nuestras imperfecciones. Es necesario el arrepentimiento para abrazar la misericordia de Dios.
  • La segunda: Dios ha mandado a un hombre para que pueda comprender tu miseria. La misericordia de Dios es la que nos perdona.
  • Y la tercera: Céntrate en el amor. ¿Mi confesión es sólo un recuento moral?
Céntrate más bien en ¿Qué me faltó para amar más a Dios y a mi prójimo? ¡Cambia la perspectiva! Céntrate en el amor, al amar más, somos más felices.

 Y otra proyección sobre: “COSAS QUE NO SE DEBEN HACER EN PAREJA”

Este fue uno de los consejos que se nos dio: no dudes de las capacidades de su pareja, no dudes de las habilidades, del talento, de las destrezas de su pareja, ¡no dudes! no desconfíe de su pareja, no subestime a su pareja, ¡por favor no!, tu pareja lo único que necesita es una persona que la anime, que la apoye, que la respalde, no una persona que la desanime o la desestimule.  

 En el Dialogo conyugal (sentada) se invitó a todos los matrimonio a ponernos una “Regla de vida” para el adviento.

 Después de las reuniones mixtas, tuvimos oración y adoración al Santísimo y la Santa misa, donde colaboramos en la liturgia.

R.S. Pepi y Pepe.