ALMERÍA 15

 

TESTIMONIOS


Gema e Ignacio (Responsables del equipo):

El sábado pasado, día dos de junio, vivimos una jornada muy emotiva, de mucha felicidad compartida, al sentirnos incorporados como "equipistas" en los EQUIPOS de NUESTRA SEÑORA.

¡Cómo era posible! ¡Ya habíamos terminado nuestro tiempo de pilotaje! Parecía que fue ayer, cuando nos convocasteis en casa de Francisco de Paula y Encarna. Ellos nos acogieron en su casa y, junto con Pedro y María, nos dieron a conocer la alegría y el gozo de poder pertenecer a los EQUIPOS de NUESTRA SEÑORA. Ahí comenzó nuestra andadura de pilotaje, hecha con esmero por nuestros queridos Pepe y Lupe, con la presencia y asesoramiento de nuestro consiliario D. Antonio de Mata.

Ha sido una etapa preciosa. Al principio, como es normal, con las dudas de si llegaríamos a formar un verdadero equipo. Pero hoy podemos decir con gran satisfacción que, tanto Nicolás e Inma, como Antonio y Rosa, Eduardo y Beatriz, Juan y Ana, y nosotros, no somos solamente compañeros, sino también grandes amigos. Amistad que ha ido creciendo con la ayuda de nuestros queridos pilotos, en el desarrollo de cada uno de los temas propuestos.

Ellos han sabido, con sencillez, cariño y paciencia, introducirnos, día a día, en la espiritualidad del movimiento. Sin olvidarnos del asesoramiento, lleno de optimismo y confianza en el Espíritu, que en cada momento nos transmitía nuestro querido consiliario.

Y, desde ahora, dispuestos a seguir enriqueciéndonos como matrimonios llenos de fe, de amor, con un espíritu nuevo, guiados siempre por Nuestra Madre y Señora, LA VIRGEN MARÍA.  



Pepe y Guadalupe, Pilotos del Equipo 15

Para nosotros la experiencia de pilotaje ha significado un antes y un después, pues nos dimos cuenta que nos faltaba mucho para ponernos en camino, aunque haga varios años que pertenecemos a los ENS.

En primer lugar pusimos nuestra confianza en el Señor, sabiendo que somos instrumentos en sus manos. También nos ha servido para profundizar más en los documentos del Padre Caffarel y vida del Movimiento.

Los miembros del Equipo en Pilotaje nos han enseñado muchas cosas que teníamos adormecidas en nuestro matrimonio, como confianza y sencillez en las cosas de Dios. Nuestro Consiliario Antonio de Mata ha aportado la alegría y profundidad del Evangelio en el Equipo. Terminamos diciendo que es una experiencia enriquecedora y bonita de vivir el Amor de Dios.

Le damos gracias al Señor por esta oportunidad que nos ha dado.