A ARACELI BALTANÁS

Se nos fue también este año a la casa del Padre junto con Isabel y Presen, nuestra querida Araceli.

Perteneció al equipo 29 desde su fundación en 1975, hasta que la enfermedad hace aproximadamente 2 años no le permitió asistir a las reuniones.

Todo el equipo sentía por ella algo muy especial, era la mayor del grupo y en cada reunión nos daba muestra de su gran calidad humana, sus intervenciones nos hacia exclamar a menudo un ¡olé!, porque con sus palabras llenas de humildad y sabiduría nos impregnaba a todos del amor de Cristo. ¡Qué fácil hacía la interpretación de los temas!, Pedro, su marido fallecido en Enero de 2015 decía a menudo al escucharla, ¡de dónde sacará estas palabras la “chiquitilla”!.

Fue un gran ejemplo para sus hijos, su familia y para todos los que la conocimos, siempre la llevaremos en nuestro corazón.